Nuestro Blog


Back to Blog

grafico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Gmail

  • El Observatorio de Seguimiento a la Estrategia 30-100 está integrado por organizaciones civiles feministas que analizaron dos acciones propuestas por el Gobierno de la Ciudad de México: la campaña “Tu denuncia es tu mejor defensa” y el silbato Vive Segura.
  • La Estrategia fue lanzada sin la intervención del inmujeres cdmx y sin hacer un diagnóstico particular de esta ciudad.

Ciudad de México, a 24 de noviembre de 2016 – El Observatorio de Seguimiento a la Estrategia 30-100, integrado por EQUIS Justicia para las Mujeres, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Ala Izquierda y el Área de Derechos Sexuales y Reproductivos del Programa de Derecho a la Salud del Centro de Investigación y Docencia Económicas (ADSyR) presentaron el Informe de Seguimiento a la Estrategia 30-100, lanzada por el Gobierno de la CDMX el 25 de abril de 2016, en la que se comprometió a impulsar, en 100 días, una serie de acciones contra la violencia hacia las mujeres en el transporte y los espacios públicos.

El Observatorio analizó dos acciones de la Estrategia 30-100: la campaña “Tu denuncia es tu mejor defensa” y el silbato Vive Segura. Entre sus hallazgos se destaca que si bien la campaña promueve el ejercicio del derecho de acceso a la justicia, al establecer la denuncia como la única vía posible, deposita en las mujeres la responsabilidad de defenderse.

Esto se agrava porque la campaña no prevé medidas dirigidas a mejorar la atención que reciben las mujeres que denuncian, ni a facilitar el proceso con atención y procedimientos respetuosos de sus derechos. Asimismo, la campaña fue lanzada sin la intervención del inmujeres cdmx y sin hacer un diagnóstico particular de esta ciudad.

Respecto al silbato Vive Segura, el Informe revela que a 100 días del lanzamiento de la Estrategia 30-100 sólo se habían entregado 31 mil 256, de los 115 mil que el gobierno de la Ciudad de México se comprometió a distribuir, acompañados de un folleto informativo.

Las autoridades capitalinas anunciaron luego de 60 días de la puesta en marcha de la Estrategia 30-100, el Protocolo A.D.A. (Acudir, Detener, Atender), en el que se describe la respuesta de los agentes de seguridad ante el sonido del silbato. En este protocolo, ‘Atender’ se refiere al derecho de las víctimas a recibir atención, pero no se explicar cómo, dónde o por parte de quién. El problema más grave y presente a lo largo de todas estas acciones, es que transfiere a las mujeres la responsabilidad de prevenir y detener.

Ante estos hallazgos, el Observatorio propone que se establezcan objetivos a corto, mediano y largo plazo e indicadores adecuados para medir los resultados, así como mejorar y fortalecer las respuestas institucionales ante las denuncias por violencia.

El análisis también apunta hacia la urgencia de implementar políticas públicas integrales que incluyan el trabajo con mujeres, pero también con hombres, niñas, niños y adolescentes, reconociendo la diversidad de relaciones entre los géneros y entre las comunidades.

Las organizaciones integrantes del Observatorio destacan que es fundamental considerar los distintos tipos de violencia basadas en el género y su relación con otras problemáticas de seguridad pública. Señalan que las estrategias, programas o políticas con miras a la integralidad y el éxito, deben incluir acciones de prevención primaria (intervenciones antes de que la violencia ocurra), secundaria (intervenciones para evitar la reincidencia y mitigar las consecuencias inmediatas de la violencia) y terciarias (intervenciones que atienden las consecuencias de la violencia a largo plazo).

Dichas intervenciones deberán incluir el enfoque de masculinidades y trabajo con hombres en al menos tres sentidos: 1. más allá de la sanción, la reeducación de los agresores; 2. la participación activa de los hombres para detener actos de violencia; 3. la promoción de relaciones basadas en la igualdad y el reconocimiento de derechos, promoviendo también el ejercicio de una sexualidad libre y no violenta.

A la presentación del Informe siguió el Conversatorio “Repensar las Estrategias: Mujeres, Espacio Público y Vida sin Violencia” que contó con la participación de especialistas nacionales e internacionales, quienes generaron un profundo debate en torno al diseño, ejecución y evaluación de políticas públicas para prevenir las violencias contra las mujeres en los espacios públicos.

 

Puede consultar el informe en la siguiente liga:

informe-final_web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Share This

Comparte

¡Comparte esto con tus amigos!