Nuestro Blog


Back to Blog

Intercambio de experiencias entre litigantes públicos y privados sobre estrategias de litigio en materia de pensión alimenticia

Creando herramientas de litigio para la pensión alimenticia.

A menudo, cuando una mujer decide terminar una relación de pareja en la que ha sufrido violencia, el siguiente paso es la presión y violencia económica ejercida por la persona que mayores recursos y capacidad económica posee. Esta es otra manifestación de la violencia de género, a la que deben hacer frente muchas mujeres en un contexto social e institucional adverso.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2011, en México 56.4% de las mujeres de 15 años o más, casadas o unidas, declaró haber sufrido algún episodio de violencia económica en su relación de pareja.

La violencia económica la entendemos cómo “el chantaje dentro de la pareja para controlar los ingresos monetarios del hogar, o bien, cuestionar la forma de utilizarlos”. Suele manifestarse cuando la persona que provee los ingresos hace reclamos sobre el uso del dinero, no cumple con aportar lo necesario o amenaza con no hacerlo, usando el dinero como un mecanismo de control, desvía el sustento económico necesario para la casa y se adueña del dinero o los bienes. A menudo también ocurre que prohíbe trabajar o estudiar a su pareja. La violencia económica es parte del círculo de violencia de género.

Partiendo de esto, desde Equis Justicia para las Mujeres quisimos identificar cuáles son los retos y plantear estrategias innovadoras para fortalecer las capacidades de litigantes públicos y privados sobre pensión alimenticia en casos de violencia de género. Abordamos la problemática desde una visión estratégica e innovadora, con aportaciones desde el ámbito público y el privado, considerando que el impacto de la violencia de género alcanza a las mujeres de todos los estratos socioeconómicos, así como en sus hijas e hijos.

encuentro litigantes edit
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Gmail

Intercambio de experiencias entre litigantes públicos y privados sobre estrategias de litigio en materia de pensión alimenticia. Lunes 9 de noviembre de 2015. Ciudad de México

 

Los servicios de asesoría y acompañamiento para todas las mujeres, aun cuando se deben considerar sus experiencias y contextos particulares, contienen componentes comunes que pueden convertirse en poderosas herramientas de litigio. Por eso reunimos a profesionales que trabajan en los Centros de Justicia de Mérida y Torreón, el Tribunal Superior de Justicia del DF, entre ellas, la Magistrada Rebeca Pujol, y abogadas que trabajan con despachos privados. A lo largo de la jornada abordamos casos prácticos de procesos de pensión alimenticia para mujeres que han vivido violencia por parte de su pareja que dieron lugar a importantes reflexiones.

“La pensión alimenticia no es una medida asistencial, es una cuestión de derechos humanos. Y los jueces deben estar conscientes de ello”.

Alejandra Casas, litigante privada.

Las y los litigantes identificaron varios obstáculos comunes en los procesos de pensión alimenticia que se repiten habitualmente, con independencia de la condición socioeconómica de la persona demandante, y que son derivados especialmente de la visión que existe en relación a la pensión como una medida asistencial, y no cómo un derecho y una obligación:.

– Los estereotipos de género sobre los roles y las conductas de las mujeres siguen presentes y se reproducen en las instituciones judiciales.
– Además del formalismo de los y las juzgadoras, y su pasividad para actuar de forma garantista acorde a los derechos.
– Señalaron también que el sistema de derecho posee un enfoque clasista en la medida que el acceso a la justicia es real solo para quienes puedan pagarla. De esta forma, las instituciones públicas y privadas favorecen a los hombres que echan mano de recursos y de “estrategias ilegítimas” para incumplir sus obligaciones.
– Otro punto crítico señalado es que la demostración del incumplimiento del pago de la pensión recae sobre las mujeres, primero vía familiar, y después por la vía penal. Esto alarga innecesariamente el proceso judicial, incrementando le re-victimización y los costos del procesos para las mujeres.

Ahora el siguiente paso es profundizar en nuestras reflexiones, ir más allá y pensar en otras medidas alternativas a la pensión alimenticia, estrategias o políticas que pudieran aplicarse para enfrentar la violencia económica sin tener que pasar por un proceso judicial.

One comment

BEATRIZ GARDUÑO, julio 1, 2016 Reply

LA JUSTICIA EN MEXICO ES DEFICIENTE, Y NO SE DIGA EN LOS TEMAS DE PENSIÓN ALIMENTICA NO ENTIENDO ENTONCES DE QUE SIRVE LA LEY GENERAL DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES. ESTOY PASANDO POR ESE MAL MOMENTO, OJALÁ PUDIERAN PONERSE EN CONTACTO CONMIGO PARA HABER SI ME PUDIERAN ASESORAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Share This

Comparte

¡Comparte esto con tus amigos!