Nuestro Blog


Back to Blog

Silvia es una mujer de nacionalidad española que residía en el Distrito Federal.

En 2009 decidió separarse de su pareja, éste la demandó para quitarle la custodia del hijo de ambos.

El caso llegó a Andrés Manuel Linares Carranza, entonces Juez 42º de lo Familiar del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y ahora magistrado.

En su decisión, el juez determinó quitarle a Silvia la guarda y custodia de su hijo, basándose en que ella no ha cumplido con su “rol tradicional de madre”.

Argumentos como que “ella es atea” y que “los niños se crían mejor con sus padres porque son varones” o que ella de joven había estado “topless” en la playa, le valieron al juez para determinar que ella representaba un peligro para su hijo.

Además, el juez ordenó a Silvia a asistir a terapia psicológica para que pudiera  ofrecer a su hijo cariño y amor conforme a las costumbres mexicanas y para que “acepte los roles tradicionales de género”, para que así pueda “acertar” como madre en la formación y educación de su hijo.

Debido a ésta sentencia, Silvia lleva dos años ya sin ver a su hijo. Además ha sido víctima de intensos acosos por parte de su expareja para que se desista de interés de obtener la custodia de su hijo.

es-justo-que-sepas_mensajes_2-09

Este caso es parte de la campaña Es Justo que Sepas de Justicia que ha emprendido Equis Justicia para las Mujeres en coordinación con Apis, Así Legal, Cepiadet, el Observatorio de Violencia Social y de Género de Campeche, Prosede y Unisse con la finalidad de evidenciar la utilidad de la transparencia judicial en sentencias cómo una herramienta para fortalecer el acceso a la justicia de las mujeres.

A través de esta campaña damos cuenta de que existen prácticas judiciales que promueven, difunden o replican estereotipos y prejuicios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *