Nuestro Blog


Back to Blog

Cd de México. 30 de agosto de 2017. – Es necesario invertir en el desarrollo de instituciones sostenibles y eficaces que puedan implementar políticas con impacto para disminuir los índices de violencia que se registran en México. Así lo señalaron integrantes de organizaciones civiles durante el conversatorio “Contexto de Violencia en México: estrategias institucionales para combatirla” organizado por EQUIS Justicia para las Mujeres.

El experto Aram Barra reconoció la gravedad de la violencia en América Latina y el Caribe, pues cada 15 minutos 4 personas son víctimas de homicidio.  En el caso de México, Edna Jaime, directora de México Evalúa, señaló que la tasa de homicidios es de 17 por cada cien mil habitantes, cifra que la Organización Mundial de la Salud considera como una epidemia.

Ana Pecova, directora de EQUIS Justicia para las Mujeres enfatizó que para poder desarrollar respuestas eficientes es necesario entender la violencia.  “No todas las víctimas son iguales. Hay factores cómo la raza, la clase, el origen étnico, el estatus migratorio, el género etc. que afectan la manera en la que las personas viven violencia y qué tipo de violencia viven. La interseccionalidad importa mucho para atender y abordar este fenómeno”.

Explicó que el género es uno de los principales factores. La violencia que viven las mujeres es muy distinta a la de los hombres. Uno de cada 2 asesinatos de mujeres se da en el hogar de la víctima, mientras que  sólo uno de cada 5 hombres muere en su hogar.  70 por ciento de los hombres mueren por arma de fuego mientras que esto ocurre solo en el 40 por ciento de las muertes de mujeres quienes en su mayoría mueren por golpes, estrangulamiento o envenenamiento.

“Por ello, las políticas públicas que se diseñan tienen que responder a esas especificidades. Las mismas medidas para reducir asesinatos de hombres, no servirá para disminuir número de asesinatos de mujeres” dijo Pecova.

Ximena Avellaneda, presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos, Ana Lorena Delgadillo, directora Ejecutiva de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho y Adelaida Salas, directora de Ni Una Más Yucatán, coincidieron en que la procuración de justicia en este momento es lenta, ineficaz y llena de actitudes discriminatorios que re victimizan.

Por ello, dijeron, es necesario invertir en el desarrollo de instituciones transparentes, sólidas, con objetivos claros, con personal capacitado, con recursos y con mecanismos de evaluación.  Ana Lorena Delgadillo puntualizó que actualmente existe una oportunidad con la creación de la nueva Fiscalía General.

Sin embargo, las y los especialistas coincidieron en que en paralelo se tiene que atender el problema desde el origen. Es necesario pensar en medidas de prevención y explorando otras alternativas ya que el modelo punitivo no es la respuesta al fenómeno generalizado de violencia que vivimos.

Lo más importante, concluyeron, es que desde la sociedad civil organizada se desarrollen herramientas y mecanismos para exigir una efectiva rendición de cuentas y monitorear las políticas que se desarrollan e implementan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Share This

Comparte

¡Comparte esto con tus amigos!