Nuestro Blog


Back to Blog

* Conoce nuestro informe sobre la situación de las mujeres indígenas y afrodescendientes 

welcome
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Gmail

En México, existen diferentes criterios y fuentes para estimar la población indígena. El Censo de Población y Vivienda a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), tradicionalmente ha aplicado un criterio lingüístico e identificado a población “Hablante de Lengua Indígena” (HLI)[1]. De acuerdo al censo de 2010 la población HLI ascendió a 6.9 millones de personas, de las cuales 50.86%[2] son mujeres.

Otro criterio levantado en el cuestionario ampliado del mismo Censo incluyó el criterio de “autoadscripción étnica”, que registró un total de 15.7 millones de personas[3], de las cuales 9.1 millones no son HLI, 51.6% mujeres[4] (4.7 millones). Con base en estos dos grupos poblacionales identificados, podemos identificar a un total de 8.2 millones de mujeres indígenas en México (3.5 millones HLI y 4.7 mujeres indígenas no HLI autoadscritas) (INEGI, 2011).

Por su parte, la CDI considera la población que integra un “hogar indígena”, es decir, “aquel en el que el jefe o jefa, su cónyuge o algunos de las y los ascendientes habla una lengua indígena” (CONEVAL 28), lo anterior con base en que los lazos de parentesco y la toma de decisiones acerca del consumo, producción y participación en el trabajo surgen en el hogar suceden en el hogar y conforman un “universo de personas que aun no siendo HLI comparten modos de vida y relaciones activas en el marco de las identidades étnicas” (CDI, 2014). Conforme al censo de 2010, el CONEVAL reconoció un total de 2,518,681 hogares indígenas, y una población de 11,397,722 (CONEVAL, 36). Esta información no se encuentra desagregada por sexo.

A este respecto, CONEVAL ha registrado que el 18.5% de la población que vive en hogares indígenas tiene jefatura femenina, donde el promedio de edad de la jefa del hogar es de 54 años. Esto contrasta con la edad promedio del jefe de hogar indígena que es de 47 años.

 

Violencia contra las mujeres indígenas y afrodescendientes

En México de acuerdo a la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH 2011) realizada por el INEGI, el 47 % de las mujeres mexicanas mayores de 15 años que han vivido en pareja ha vivido alguna forma de violencia, una de cada cuatro mujeres ha sufrido violencia física al menos una vez en su vida, (25.8 %) y una de cada seis violencia sexual (11.7 %).

Al analizar los resultados de esta encuesta desagregando la población de mujeres HLI, se observa que la prevalencia de violencia es menor, ya que 27 de cada 100 mujeres indígenas declararon ser agredidas por su pareja, mientras que la proporción entre mujeres no indígenas es 34 de cada 100. Sin embargo, lo anterior contrasta con que las mujeres indígenas reportaron mayores niveles de violencia física y sexual respecto a las no indígenas (INEGI, 2013).

En relación a otras formas de violencia, del total de mujeres HLI que reportaron violencia conyugal, 78 de cada 100 declararon padecer violencia emocional, 45 económica, 26 física y 13 de cada 100 sexual.

Por otra parte, la Encuesta de Salud y Derechos de las Mujeres Indígenas (ENSADEMI 2008), representó un esfuerzo estadístico importante para generar un panorama de la situación de los derechos humanos de las mujeres indígenas, ante la baja cobertura que reportaban hasta entonces algunas encuestas. Coordinada por el Instituto Nacional de Salud Pública, la ENSADEMI fue aplicada a un total de 3,972 mujeres indígenas usuarias de la Secretaría de Salud y del programa IMSS-Oportunidades, de las cuales sólo 597 requirieron interpretación a su lengua materna. La encuesta no se ha replicado de nueva cuenta.

En lo concerniente a violencia la encuesta exploró su vivencia a lo largo de distintas etapas del ciclo de vida, comenzando por la infancia, en la cual 34% de las mujeres reconocieron haber vivido algún tipo de maltrato infantil (humillaciones y/o golpes), de las cuales el agresor principal fue el padre (48.5%) seguido de la madre (45.2%), sufridas en su mayoría más de una sola vez. Alrededor del 7% de las mujeres indígenas encuestadas reportaron haber vivido alguna forma de abuso sexual[1] en la infancia, siendo el agresor un familiar en el 53% de los casos (INSP, 2008).

En relación a la violencia reportada en la pareja actual[2] se identificó una prevalencia de 25.55%, siendo el 10% de esta violencia severa, y resultando la región de los Altos de Chiapas la que tuvo una prevalencia mucho mayor que la media de todas las regiones que compusieron la ENSADEMI[3]. Del total de mujeres indígenas que reportaron violencia, la prevalencia por tipos fue la siguiente:

Tabla 1: Distribución porcentual de los tipos de violencia en mujeres indígenas en la pareja actual (ENSADEMI, 2008)

TIPO DE VIOLENCIA PREVALENCIA
Psicológica 21.09%
Física 9.83%
Económica 10.06%
Negligencia 6.12%
Sexual 6.75%

Fuente: Elaboración propia con base en ENSADEMI 2008

A este respecto sólo 25.9 % de las mujeres que vivieron una forma de violencia en su última pareja acudió a consulta médica, 11.6 % se atendió con un/a médico/a tradicional y 32.1 % se auto medicó (INSP, 2008).

Finalmente sobre este tema cabe destacar que una de las demandas contenidas en su Agenda Política de Mujeres Indígenas es la falta de estadísticas de violencia hacia las mujeres indígenas y servicios especializados con perspectiva intercultural, ante lo cual expresan se exigencia al Estado:

[Q]ue se establezcan las condiciones necesarias para que exista un observatorio sobre violencia contra mujeres indígenas, y que en cada Estado del país exista el mecanismo necesario para dar seguimiento y solución a las situaciones de violencia presentadas con perspectiva de género y étnica. Es necesario generar mecanismos adecuados para que cuando se investiguen los casos de feminicidio, se integre la perspectiva étnica (CONAMI, 2012).

[1] Instituto Nacional de Salud Pública – Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) (2008): Encuesta de salud y derechos de las mujeres indígenas, México: Instituto Nacional de Salud Pública. [En línea] http://www.insp.mx/images/stories/Produccion/pdf/100722_cp7.pdf (consultada el 21 de abril de 2014). Definido para efectos de la Encuesta como “cualquier tocamiento o coacción para hacer algo sexual antes de los 15 años.”

[2] En los últimos 12 meses previos al levantamiento.

[3] Ocho regiones a nivel nacional, siendo: Costa y Sierra Sur, Istmo, Chinanteca, Maya, Huasteca, Mazahua-Otomí, Zongolica y Altos de Chiapas.

[1] De 3 años o más en el censo 2010.

[2] 3.5 millones de mujeres.

[3] De 3 años o más en el censo 2010.

[4] 4.7 millones de mujeres.

 

Consulta nuestro informe:

informe-indigenas-y-afromexicanas-mexico-equisfinal

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Share This

Comparte

¡Comparte esto con tus amigos!